alegaciones aclaratorias complementarias

¿CONOCES LA DIFERENCIA ENTRE ALEGACIONES ACLARATORIAS Y COMPLEMENTARIAS?

¿Quien no ha deseado, en alguna ocasión, convertirse en el típico abogado de película norteamericana que de repente introduce nuevas alegaciones en el acto del juicio oral y aporta una prueba sorpresa que deja por los suelos los argumentos de la parte contraria?

Supongo que casi todos, ¿verdad?

Pero aquí, para nuestra fortuna, las cosas son distintas. Más tranquilas. Más previsibles. Y aunque perdamos en acción, al final, ganamos en seguridad jurídica. Y esto también cuenta. Y mucho.

Pues bien, en este post voy a  hablarte de las alegaciones aclaratorias y rectificatorias y de las alegaciones complementarias que las partes pueden introducir en el proceso civil, después de haber presentado los escritos de demanda y contestación.

Sobre las pretensiones complementarias y accesorias y la  introducción de hechos nuevos o de nueva noticia hablaremos en otro momento.

He intentado poner un poco de claridad en este tema, a través de unas cuantas ideas generales. Espero que te sirvan de brújula en tus intervenciones, tanto si lo que deseas es introducir estas alegaciones, como si lo que quieres es oponerte a las formuladas de contrario.

Antes de nada, debes tener claro que todas estas alegaciones (aclaratorias, rectificatorias, complementarias,  pretensiones accesorias y complementarias y  hechos nuevos) se introducen de forma oral en el procedimiento civil, tanto en el juicio verbal,  al inicio del acto de la vista, como el el procedimiento ordinario, en el acto  la audiencia previa, después de que las partes hayan presentado sus respectivos escritos de demanda y de contestación .

 

1º.- Regla general: todas las alegaciones deben verterse en los escritos de demanda y contestación. 

 

La regla general es que las partes deben poner toda la carne en el asador con los escritos de demanda y de contestación.

Es decir, el demandante  alegará en la demanda cuantos hechos y fundamentos de derecho considere, fijando con precisión lo que  pide. Y, el demandado, alegará en la contestación cuantas las excepciones y causas de oposición considere, fijando con precisión el objeto de debate.

El momento de presentar tanto la demanda y la contestación actúan como plazo preclusivo para ambas partes. Por ello, con carácter general, se puede decir que ninguna de las partes puede dejar sus alegaciones para un momento posterior, sin perjuicio de las alegaciones complementarias y de las relativas a hechos nuevos o de nueva noticia, que  veremos en este post y el siguiente.

La regulación principal es la siguiente:

  • En el juicio ordinario: el art. 399 LEC (establece que aquél principiará por demanda, en la que se expondrán numerados todos los hechos y fundamentos de derecho y se fijará con claridad y precisión lo que se pida); el art. 400 LEC (establece que cuando lo que se pida en la demanda pueda fundarse en diferentes hechos o en distintos fundamentos o títulos jurídicos, habrán de aducirse en ella cuantos resulten conocidos o puedan invocarse al tiempo de interponerla, sin perjuicio de las alegaciones complementarias o de hechos nuevos o de nueva noticia); el art. 405 LEC (establece que en el escrito de contestación el demandado expondrá los fundamentos de su oposición a las pretensiones del demandante y negará o admitirá los hechos aducidos por el actor).

 

  • En el juicio verbal: art. 437 LEC (establece que éste principiará por demanda de contenido y forma propios del juicio ordinario, siendo de aplicación lo dispuesto en en aquél en materia de alegaciones); el art. 438 LEC (se refiere a la contestación por el demandado conforme lo dispuesto para el juicio ordinario).

 

2º.- ¿Pueden las partes al inicio de la vista del juicio verbal o en el acto de la audiencia previa realizar alguna alegación aclaratoria respecto de sus escritos o rectificar algún error? ¿Existe algún límite?

 

Sí. El art. 426 LEC establece que las partes podrán aclarar las alegaciones que hubieran formulados en sus escritos y rectificar extremos secundarios, sin alterar éstas ni sus fundamentos. 

Es decir, resulta factible que a instancia de parte, demandante y demandado, al inicio de la vista del juicio verbal o, en el acto de la audiencia previa, antes de ratificarse en sus escritos, realicen alguna aclaración respecto de aquello que previamente han alegado en sus escritos o rectifiquen algún error. No obstante, siempre lo harán con el límite de no alterar ni las alegaciones ni los fundamentos previamente invocados.

Este límite, en un sentido práctico supone que ni el actor podrá modificar lo que él fijó como objeto del proceso,  ni el demandado podrá modificar lo que él determinó como objeto del debate.

A través de las alegaciones aclaratorias, las partes aportan alguna explicación adicional a los hechos alegados en su escrito rectores, de tal forma que concretan y facilitan su interpretación, pero en ningún caso llegan a modificarlos.

Por ejemplo, en una reclamación a un proveedor por incumplimiento contractual se podría concretar en qué consistía la relación comercial, sin que ello suponga introducir un hecho nuevo atributivo de responsabilidad.  En el caso de un accidente de circulación, se podría aclarar el punto kilómetro de la vía en el que aquél ocurrió, siempre y cuando este dato resulte relevante a la hora de concretar lo forma de ocurrencia del siniestro, pero sin que ello suponga un cambio en la versión del accidente, etc.

A través de las alegaciones rectificatorias, las partes corrigen algún error contenido en sus escritos, y en consecuencia pueden introducir alguna supresión, adición o modificación, que en ningún caso supondrá una modificación sustancial de sus pretensiones y argumentos jurídicos.

Por ejemplo, en una reclamación de cantidad se corrige un error aritmético evidente; en una acción de deslinde se rectifican los datos de un colindante por haberse transcrito erróneamente; etc.

En todo caso, debes vigilar que cuando se realiza alguna rectificación, aquella no suponga una modificación encubierta de la demanda. Así, por ejemplo, una cosa es que una de las partes rectifique un error de cálculo evidente y otra que, a la vista de las alegaciones de la parte contraria, otra introduzca una reducción en sus pretensiones aduciendo error aritmético para así lograr una estimación total de la demanda, pues en puridad  se trataría de un desistimiento parcial encubierto.

Además, debes tener en cuenta que tanto las alegaciones aclaratorias como las rectificatorias las realiza cada parte, por propia iniciativa, sobre sus propios escritos, no sobre los del contrario. No obstante, también es posible que el tribunal requiera a las partes para que realicen las aclaraciones o precisiones necesarias, en cuyo caso deben efectuarse para no sufrir las consecuencias negativas previstas en el  artículo 426.6 L.E.C.

 

3º.- ¿Pueden las partes al inicio de la vista o en la audiencia previa realizar alegaciones complementarias respecto de  alegado por las demás partes? ¿Qué límites existen?

 

Sí. El artículo 426.1 establece que los litigantes, sin alterar sustancialmente sus pretensiones ni los fundamentos de éstas expuestos en sus escritos, podrán efectuar alegaciones complementarias en relación con lo expuesto de contrario. 

Aunque el artículo 426 habla de litigantes, se puede decir que  las alegaciones complementarias son  una posibilidad que la ley concede al demandante, una vez que el demandado contesta a la demanda, para que pueda completar las alegaciones previamente invocadas en la demanda, sin alterar el objeto del proceso.

Es decir, estas alegaciones son, de alguna forma,  una posibilidad de réplica y complemento, previa al juicio, que la ley concede al demandante y  tendrán cabida cuando el demandado haya alegado excepciones procesales, o introducido hechos nuevos en la contestación, ya sean sean aquellos hechos impeditivos, extintivos o excluyentes. Sin embargo, si el demandado únicamente se ha limitado a negar los hechos de la demanda, parece que dichas alegaciones no tendrían cabida.

Por ejemplo, es habitual que si el demandado alega la excepción material de prescripción de la acción, el demandante, en el acto de la audiencia previa realice cuantas alegaciones complementarias considere al objeto de combatir tal excepción, sin perjuicio de que, en todo caso, la misma vaya a ser objeto de prueba y resuelta en Sentencia.

En todo caso, estas alegaciones versarán sobre hechos anteriores a la demanda y encuentran su límite en la prohibición para el demandante de alterar sustancialmente sus pretensiones o los fundamentos de éstas. Pues de consentirse la alteración en el objeto del proceso, se contravendrían los principios de bilateralidad y contradicción.

Por otro lado, aunque las alegaciones complementarias son una posibilidad que la ley concede únicamente al demandante, lo lógico parece que una vez formuladas debiese darse traslado de las mismas al demandado para que alegue lo que a su derecho convenga.

Es decir, el demandado nunca podría aprovechar la audiencia previa para alegar excepciones  y motivos de oposición que pudo haber alegado al tiempo de contestar la demanda y no lo hizo. Ahora bien, si el demandante formula alegaciones complementarias el día de la vista o en el acto de la audiencia previa, a fin de garantizar la igualdad de armas, deberá concedérsele al demandado un turno para alegaciones.

 

Y hasta aquí llega el post de hoy. En el próximo post hablaremos de las pretensiones complementarias y las alegaciones de hechos nuevos o de nueva noticia. Si no quieres perdértelo y, si todavía no lo has hecho, suscríbete a nuestra Newsletter. Recibirás un enlace directo en tu email con el nuevo artículo tan pronto lo hayamos publicado.

Además, si crees que este artículo puede ser de utilidad para otros, compártelo en redes sociales.

5 Comentarios
  • Avatar
    patricia serradell castañon
    Publicado el 10:28h, 05 febrero Responder

    hola buenos dias,

    queria saber si el demandado en sus motivos de oposicion no ha puesto en duda mi condicion de consumidor, lo podria hacer en la audiencia previa, supongo que me debo oponer, si el juez lo estima , yo como alegacion complementaria podria manifestar que a portare en fase de prueba los docuementos que acreditan dicha condicion. , y aportar los ducmentos como mas documenetal en fase de proposicion de prueba.

    • Esther Pérez
      Esther Pérez
      Publicado el 16:18h, 07 febrero Responder

      Hola Patricia,
      Entiendo que si no lo ha hecho en el escrito de contestación no debe admitirse esa alegación por extemporánea. De todas formas, si ello ocurriese, es considero correcto lo que planteas. Realizar alegaciones complementarias y en su caso solicitar aportar la documental correspondiente, que incluso puedes llevar contigo el día de la audiencia previa (anticipándote) o bien pedir un plazo para su aportación y hacer contraprueba, si lo consideras necesario.

  • Avatar
    AnaL
    Publicado el 21:48h, 27 abril Responder

    Muchísimas gracias Esther por ayudarnos!!!
    Aprendo mucho con tus artículos
    Un abrazo

  • Avatar
    Mª. DEL CARMEN RECIO GÓMEZ
    Publicado el 08:39h, 26 marzo Responder

    Es un artículo estupendo. Muchas gracias. ¿ es necesario que, cada vez que leo un artículo, tenga que rellenar la banda con mi correo?-

    • Esther Pérez
      Esther Pérez
      Publicado el 19:11h, 26 marzo Responder

      Muchas gracias, Mª del Carmen.
      No es necesario. Con hacerlo una vez quedas incluida en la lista.
      Un abrazo

Publicar un comentario

Empieza a formarte ahora. Accede al training gratuito

EL JUICIO CIVIL PARA ABOGADOS NOVELES


He leído y acepto la Política de privacidad
Responsable del tratamiento de datos: Esther Pérez Vázquez. Finalidad: gestionar el alta en esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y promociones de servicios propios. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en Mailchimp. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad en contacto@iurementoring.com. Para más información ver la política de privacidad