GUÍA PRÁCTICA JUICIO RÁPIDO (PARTE II)

juicio rapido conformidad

En el post anterior analizamos varias características del juicio rápido y su desarrollo hasta la conclusión de la fase de instrucción.

Si te lo has perdido, lo puedes leer pinchando AQUÍ.

Pues bien, hoy continuamos con el análisis del juicio rápido, en caso de que el Juzgado de Guardia haya considerado suficientes las diligencias practicadas y haya acordado la continuación del procedimiento.

En concreto veremos la fase intermedia que se abre en ese caso, así como la fase de apertura y celebración de juicio oral.

Para que tengas una enumeración práctica, continuamos con la del anterior post, arrancando con la que denominamos la quinta fase.

 

5. FASE INTERMEDIA EN EL JUICIO RÁPIDO DESPUÉS DE FINALIZADA LA INSTRUCCIÓN.

En caso de que el Juzgado de Guardia haya considerado suficientes las diligencias practicadas y haya acordado la continuación del procedimiento, dará traslado al Ministerio Fiscal y a las acusaciones particulares, si las hubiere,  para que soliciten o bien la apertura de juicio oral, o bien el sobreseimiento de la causa.

Si ambos solicitan el sobreseimiento de la causa, el juez lo acordará sin más.

Sin embargo, si alguna de las partes acusadoras o el Ministerio Fiscal pide la apertura del juicio oral, el Juez acordará mediante Auto lo que proceda.

 

6.APERTURA DEL JUICIO ORAL EN EL JUICIO RÁPIDO

En el caso de que el juez acuerde la apertura del juicio oral, se dictará Auto motivado en forma oral, el cual deberá documentarse y no será susceptible de recurso alguno.

Llegados a este punto, la continuación del procedimiento varía en función de si hay, o no, acusación particular personada (art. 800 LECrim).

Aunque vamos a ver las dos situaciones muy brevemente, hay que decir que, en la práctica diaria, no es muy frecuente, que se constituya acusación particular en los juicios rápidos, siendo habitual en  delitos de violencia de género o algunos delitos patrimoniales.

  • Supuesto en el que  Ministerio Fiscal es la única parte acusadora en el Juicio Rápido.

    El Ministerio Fiscal presentará su escrito de acusación (lo cual incluso puede hacer de forma oral). A la vista de la acusación, el acusado podrá mostrar su conformidad o formular defensa:

    Si el acusado muestra su conformidad, se aplicará la reducción de la pena en un tercio según veremos en el apartado siguiente.

    Si el acusado formula defensa (lo cual se puede hacer por escrito u oralmente –incluso se podría pedir un aplazamiento no superior a 5 días), el Juez de Guardia señalará fecha para la celebración del juicio oral, emplazando a las partes ante el Juzgado de lo Penal que corresponda.

    En este caso también se acordará las citaciones de las personas pedidas por las partes, sin perjuicio de que, posteriormente, el Juzgado de lo Penal acuerde lo pertinente sobre su admisión como prueba.

  • Supuesto en el que además del Ministerio Fiscal hay personada alguna acusación particular.

    En ese caso tanto el Ministerio Fiscal como la acusación particular presentarán sus escritos de calificación en dos días. Una vez que se presentan, los trámites son los mismos que en el supuesto anterior.

 

7. LA CONFORMIDAD DEL ACUSADO EN EL JUICIO RÁPIDO COMO FORMA DE TERMINACIÓN ANORMAL DEL PROCESO.

Tal y como apuntábamos al inicio de este artículo, una de las características del juicio rápido es que si el acusado manifiesta su conformidad ante el Juez de Guardia puede beneficiarse de una reducción automática de la pena en un tercio.

Nada obsta a que el acusado muestre su conformidad posteriormente ante el Juzgado de lo Penal, sin embargo esta conformidad tardía, supone la pérdida del beneficio de la reducción del tercio de la pena.

Esto debemos tenerlo en cuenta a la hora de asesorar a nuestro cliente, ya que si las posibilidades de defensa son más bien escasas, quizá le resulte favorable conformarse  ante el Juzgado de Guardia.

 

¿Y qué requisitos deben reunirse para que el acusado pueda llegar a una conformidad? (Art. 801 LECrim)

1º.- La conformidad está prevista tanto para el caso de que solo formule acusación el Ministerio Fiscal como si también está presente la acusación particular.

Aunque el art. 801.1 LECrim señala que es necesario que no se haya constituido acusación particular y que el Fiscal haya solicitado la apertura del juicio oral, de la lectura del art. 801.5, se deduce que la conformidad es posible cuando se halle constituida acusación particular, en cuyo caso el acusado se conformará con la pena más grave solicitada.

2º.- Que el Juzgado de Guardia haya acordado la apertura del juicio oral y se hayan presentado escritos de acusación.

3º.- Que los hechos sean constitutivos de un delito castigado con pena de hasta 3 años (o con cualquier otra que no supere los diez).

4º.- Que si se trata de una pena privativa de libertad, la pena solicitada, o la suma de las penas solicitadas, una vez reducida en un tercio, no supere los 2 años de prisión.

Si el Juez de Guardia acepta la conformidad, tendrá lugar una pequeña comparecencia y se dictará sentencia reduciendo un tercio la pena. Además,  si las partes manifiestan su decisión de no recurrir, declarará su firmeza, resolviendo también lo procedente acerca de la sustitución o suspensión de la pena impuesta.

 

Y si existe conformidad del acusado con la pena ¿Cómo se desarrolla una vista de conformidad?

Cuando existe conformidad en la gran mayoría de los casos, no llega a celebrarse ningún juicio o vista, sino que todo el proceso se desarrolla de una forma bastante informal entre el pasillo y la secretaría del juzgado, siendo frecuentes las negociaciones entre letrados y fiscales tendentes a conseguir alguna rebaja en el condena solicitada.

Una vez que el acusado presta su conformidad, se dicta Sentencia de conformidad. Es frecuente, que el acusado no llegue a comparecer ante el Juez ni que se celebre una vista como tal, sino que el consentimiento es expresado ante el funcionario encargo de la tramitación del expediente en la propia secretaría del juzgado, quien además  entregará al condenado copia de la sentencia, informará de la futura ejecutoria,  etc.

 

8.CELEBRACIÓN DEL JUICIO ORAL.

 

Realmente la celebración del juicio oral propiamente dicha tiene lugar cuando el acusado no muestra su conformidad, bien porque no reconoce los hechos o bien porque discrepa con la pena impuesta.

De igual modo, también habrá que celebrar juicio oral en el caso de que superen los límites establecidos en el art. 801 para que pueda operar la conformidad.

En este caso, el Juzgado de Guardia remitirá las actuaciones al Juzgado de lo Penal, que celebrará el juicio oral y resolverá conforme a las reglas generales del procedimiento abreviado. En este caso, la ley acorta los plazos para dictar sentencia, el cual será de tres días.

Como ves, el juicio rápido se caracteriza por su instrucción ágil y sencilla. Siendo la conformidad una práctica habitual que debemos manejar con soltura.

Espero que estos dos artículos te ayuden a tener un poco más claro el desarrollo y estructura del juicio rápido y que tus futuras intervenciones en este tipo de procedimientos sean un éxito.

 

¿Cuál ha sido tu experiencia en los juicios rápidos? ¿El procedimiento finalizó con conformidad o por el contrario hubo celebración del juicio oral? En ese caso ¿cuál fue la razón?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú