GUÍA PRÁCTICA SOBRE EL JUICIO ORAL EN EL PROCEDIMIENTO ABREVIADO PENAL

juicio procedimiento abreviado penal

Enfrentarse al juicio oral de un procedimiento abreviado penal suele ser un momento de mucho estrés para cualquier abogado novel, quien suele sentirse más intimidado ante este tipo de procedimiento que ante un juicio por delitos leves.

Personalmente,  creo que esto tiene más que ver con la solemnidad y el respeto que inspira actuar ante un Juzgado de lo Penal, o en su caso, una Audiencia Provincial, que con la dificultad que el procedimiento entraña sí mismo.

Y no es que un  Juzgado de Instrucción sea merecedor de menos respeto que un Juzgado de lo Penal, sino que lo que ocurre es que,  generalmente, los delitos que se enjuician por los cauces del procedimiento abreviado llevan aparejada una pena superior, por lo que de forma consciente o inconsciente, se genera una mayor presión sobre el letrado.

No obstante, tengo buenas noticias.

Te diré que si eres capaz de manejarte en cada una de las fases de desarrollo del juicio oral en el procedimiento abreviado penal, éste terminará resultándote mucho más fácil que una vista de un juicio por delitos leves.

Y esto es así porque en la vista de un juicio por delitos leves rige mucho más la improvisación.

En un juicio de delitos leves, aunque te puedes hacer una idea de lo que te vas a encontrar leyendo los autos, al no existir prácticamente fase de instrucción, al proponerse y admitirse la prueba el día de la vista y al calificar las partes los hechos delictivos en ese momento, se exige que el letrado esté más atento y sea rápido en sus intervenciones.

Sobre esto hablé en el post  7 preguntas clave sobre el juicio por delitos leves.

Por el contrario, en el caso del juicio oral de un procedimiento penal abreviado, el desarrollo suele ser más previsible. Al haber existido una instrucción más o menos completa, al haber propuesto las partes prueba en su escrito de calificación y haber sido admitida o denegada y, al haberse calificado los hechos con anterioridad, los letrados pueden anticiparse a lo que va a ocurrir.

Evidentemente, esto no quiere decir que durante el desarrollo del juicio oral de un procedimiento abreviado no vayan a producirse  variaciones e imprevistos (ej: puede ocurrir que se suspenda el juicio, que alguna de las partes proponga alguna prueba no incluida en los escritos de calificación,  que se introduzcan modificaciones en las conclusiones finales sobre calificación de hechos, etc.), sino que, por lo general, aquellas van a ser menores.

Si te parece, vamos a ver, paso a paso, cómo se desarrolla el juicio oral de un procedimiento abreviado penal. Lo he estructurado en 7 fases que creo que podrían reflejar un juicio estándar. Sin embargo, te advierto que puede haber algunas variaciones, tanto en el sentido de omitirse alguna fase como aparecer alguna otra.

Como siempre, te aconsejo que consultes los artículos 780 a 789 de la LECrim y demás relacionados.

 

FASE 1. LECTURA POR EL SECRETARIO DE LOS ESCRITOS DE ACUSACIÓN Y DEFENSA

Aunque es una fase prevista en la Ley, en la práctica se omite, pasando directamente el juez a dar traslado a abrir el acto del juicio oral y dar traslado a las partes por si tuviesen que plantear alguna cuestión previa.

 

FASE 2. FORMULACIÓN DE CUESTIONES PREVIAS

Esta fase es crucial y debes tenerla siempre muy presente, ya si en algún momento necesitas  alegar la vulneración de algún derecho, solicitar la nulidad alguna actuación previa o aportar documentos e informes periciales, es ahora, al comienzo del juicio oral cuando tienes que hacerlo.

Como sabes, las cuestiones previas vienen recogidas en el artículo 786 LECRIM. Según este artículo,  pueden  plantearse cuestiones previas por los siguientes motivos:

  • Competencia del órgano judicial (ej. entender que debe conocer la Audiencia Provincial o el Juzgado de Menores…)
  • Vulneración de algún derecho fundamental (por ej. en la obtención de alguna prueba)
  • Por la existencia de artículos de previo pronunciamiento (ej. prescripción del delito (art. 336 LECrim).
  • Porque existen causas que determinan la nulidad de actuaciones.
  • Porque concurren causas que podrían determinar la suspensión del juicio (ej. inasistencia de testigos (art. 746 LECrim).
  • Sobre el contenido o finalidad de las pruebas propuestas o que se propongan para practicarse en el acto del juicio oral.

Tal y como te decía, de todas ellas, es importante, por su utilidad práctica y habitualidad, que recuerdes que si alguna prueba fue denegada en el auto de admisión de prueba o si quieres aportar una nueva documentación el día del juicio, debes hacerlo en este momento.

¿Y de qué forma debo plantear estas cuestiones previas?, te estarás preguntando.

Pues estas cuestiones se plantean de forma oral, en el momento en el que el juez te dé traslado para ello, haciendo cuantas alegaciones estimes pertinentes.

Después de tu intervención, el juez dará traslado al ministerio fiscal y demás partes personadas para que aleguen lo que a su derecho convengan, quienes mostrarán su conformidad o disconformidad con lo planteado.

La resolución sobre la admisión o no de estas cuestiones previas se hará en el propio acto del juicio. Aunque excepcionalmente, si el juez entiende que, por causa justificada no puede decirse en el acto, podrá suspenderse el juicio.

Si no estás conforme con la resolución adoptada por el juez, deberás formular PROTESTA. De esa forma, pones a salvo el poder volver sobre esa cuestión en segunda instancia.

La forma de hacerlo es diciendo que vista la denegación “formulas (respetuosa) protesta”.

 

FASE 3. PRÁCTICA DE LA PRUEBA

Una vez resueltas las cuestiones previas, en el caso de que no se alcance la conformidad del acusado, se iniciará la práctica de la prueba.

El orden es el siguiente:

1º/ INTERROGATORIO DEL ACUSADO

Antes de comenzar el interrogatorio, el juez advertirá al acusado de su derecho a no declarar o a contestar solo alguna de las preguntas que se le formulen.

El orden del interrogatorio es el siguiente: lo inicia el Ministerio Fiscal, siguen la acusación particular, el actor civil,   los coimputados y por último la   defensa del acusado y la defensa del responsable civil directo o subsidiario.

El interrogado no presta juramento de decir verdad.

2º/ INTERROGATORIO DE LOS TESTIGOS

En el proceso penal el testigo puede ser tanto un testigo civil ajeno al proceso como el perjudicado directo por el delito (que puede constituirse como parte acusadora)

El orden es el siguiente: primero declaran los testigos propuestos por las acusaciones y después los propuestos por la defensa (aunque puede variar si lo solicita alguna de las partes o,  incluso se puede acordar de oficio si el juez entiende que es más beneficioso para el esclarecimiento de los hechos).

Los testigos sí que declaran bajo juramento o promesa de decir verdad.

3º/ PRUEBAS PERICIALES

Recuerda que para que un informe pericial sea considerado medio de prueba es necesario que los peritos acudan al acto del juicio para ratificarse en sus informes y responder cuantas preguntas se le realicen.

El orden en su declaración es el mismo que en el caso de los testigos.

 

FASE 4. PRUEBA DOCUMENTAL

Aunque la documental constituye una prueba más, el momento y forma de proponerla varía con respecto a las demás pruebas que hemos visto hasta ahora.

Una vez que hayan declarado acusados, testigos y peritos, el juez preguntará a las partes sobre la documental.

Generalmente dirá algo así como ¿Respecto de la documental? Primero se dirigirá al Ministerio Fiscal y después a los letrados de la acusación y de la defensa.

En este momento bastará con decir “Por reproducida”.

 

FASE 5. CALIFICACIÓN DE LOS HECHOS

En esta fase las partes fijarán sus posiciones mediante las conclusiones o calificaciones definitivas, pero todavía no es el momento de hacer el alegato final.

En función de cómo se haya desarrollado la prueba, pueden ratificarse en sus escritos iniciales de acusación o defensa, o bien proceder a su modificación según lo acaecido durante la actividad probatoria.

El juez se dirigirá a las partes, primero al al Ministerio Fiscal diciendo algo así como “¿Para conclusiones?’”

Si las mantienes, cuando se de traslado basta con decir “A definitivas”. Si deseas modificarlas podrás hacerlo de forma oral, indicando en qué términos realizas la modificación.

 

FASE 6. EL INFORME ORAL

Ahora sí es el momento para que te explayes e intentes persuadir y convencer al juez de que tu tesis es la acertada.

En primer lugar informará el Ministerio Fiscal,  las acusaciones particulares y el actor civil. Después lo hará la defensa/s y responsables civiles directos y subsidiarios.

En este momento deberás realizar argumentaciones fácticas y jurídicas sobre la valoración de la prueba  y la calificación jurídica de los hechos.

 

FASE 7. ÚLTIMA PALABRA DEL ACUSADO

Finalmente se le concederá al acusado la última palabra con el fin de que alegue lo que considere.

Cuando el denunciado actúa asistido de letrado es habitual que no añada nada a lo dicho por aquél y que simplemente insista en su inocencia. Sin embargo, no debemos perder de vista que mediante este trámite podría concretar, complementar o rectificar lo dicho por su abogado. Incluso puede conmover en su lado más humano.

¿Cuál ha sido tu experiencia en los juicios orales penales? ¿Encuentras que su desarrollo es más fácil que el juicio por delitos leves?

Anímate a compartir tu experiencia y opinión con nosotros en el apartado comentarios.

Y como siempre, si crees que este artículo puede resultar de utilidad a otros, no dudes en compartirlo.​

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú