jurisdiccion voluntaria expediente adopcion

JURISDICCIÓN VOLUNTARIA: EXPEDIENTE DE ADOPCIÓN.

Los procedimientos de jurisdicción voluntaria en materia de adopción son cada vez más frecuentes, así que no es raro que nos llegue alguna consulta al despacho y debamos asesorar al cliente sobre los requisitos que se deben cumplir, en qué consiste el procedimiento, las dificultades con las que nos podemos encontrar, etc.

En el post de hoy, hablamos sobre ello.

Pero no lo haré yo. Sino que es un auténtico placer tener a Daniel Fernández escribiendo el post del mes.

Daniel, además de abogado, es Coordinador de Estudios de CEFAMA (Centro de Estudios de Formación de Abogados de Madrid). Él ha  querido hablarnos de un tema que hasta la fecha yo no había tratado en el blog: los expedientes de jurisdicción voluntaria en materia de adopción.

Y lo cierto es que estoy muy agradecida por su contribución al incremento de los recursos formativos gratuitos de Iurementoring.

Sin más demora, veamos lo que ha escrito para nosotros…

1. ¿Qué es la adopción?

 

Mediante la institución jurídica de la adopción, una persona pasa a formar parte de una familia con los mismos  derechos y obligaciones que el resto de los hijos naturales, rompiendo los vínculos jurídicos existentes con su familia natural.

El objeto del expediente de adopción es proceder a la adopción de una persona.

 

2. ¿Dónde se encuentra regulada la adopción?

 

Hay que destacar que tiene una doble regulación en nuestro ordenamiento. Por un lado se encuentra regulada en el Real Decreto de 24 de julio de 1889 por el que se publica el Código Civil. en el Art. 175 a Art. 180, y a partir de la entrada en vigor en 2015 de la Ley 15/2015 de 2 de Julio sobre Jurisdicción voluntaria, ha comenzado también a regularse en los Art. 33 a Art. 42 de la citada ley. Además de estas leyes principales, existen otras que tocan determinados aspectos de la institución de la adopción como la Ley 26/2015 de 28 de Julio sobre modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia o la Ley 54/2007 de 28 de Diciembre en materia de Adopción Internacional. 

 

3. ¿Cuáles son los requisitos que deben cumplir el adoptante y el adoptado?

 

 

  • REQUISITOS DEL ADOPTANTE: 
    •  Ha de ser una persona que posea tanto CAPACIDAD DE OBRAR (aptitud
      para el ejercicio de los derechos subjetivos y de los deberes jurídicos) como
      CAPACIDAD JURÍDICA (aptitud para ser titular de derechos y obligaciones),
      por lo que además de mayor de edad, el adoptante no puede tener la
      capacidad judicialmente modificada.
    •  Además aunque con la mayoría de edad se alcanza la plena capacidad de
      obrar, en virtud del Art. 175 CC, es necesario que el adoptante sea MAYOR
      DE VEINTICINCO AÑOS. En caso de adopción conjunta bastará con que solo
      uno de ellos tenga la edad requerida. En todo caso la diferencia de edad entre
      el adoptado y adoptante será de al menos dieciséis años y no podrá ser
      superior a cuarenta y cinco salvo en determinados casos.

 

  • REQUISITOS DEL ADOPTADO:
    • No se requiere más que la capacidad jurídica que se obtiene por el
      simple hecho de ser persona con el nacimiento. No obstante ha de tenerse
      en cuenta que no se puede adoptar a un nasciturus puesto que la madre ha de
      dar el consentimiento para la adopción y no podrá hasta que trascurran seis
      semanas desde el parto (Art. 177.2.4º CC) Además de poseer capacidad
      jurídica, el adoptado ha de ser un menor no emancipado. Aunque como
      excepción, podrá adoptarse a un menor emancipado o a un mayor de edad,
      cuando, inmediatamente antes de la emancipación, hubiere existido una
      situación de acogimiento con futuros adoptantes o de convivencia estable con
      ellos de, al menos un año.

 

4. ¿Existe alguna prohibición a la adopción?

 

El artículo 175.3 del Código Civil, establece que no podrá adoptarse: a) a un descendiente; b) a un pariente en segundo grado de la línea colateral por consanguineidad o afinidad; c) A un pupilo por su tutor hasta que haya sido aprobada definitivamente la cuenta general justificada de la tutela.

Además nadie podrá ser adoptado por más de una persona, salvo que se realice de forma conjunta o sucesivamente por ambos cónyuges o una pareja unida por análoga relación de afectividad a la conyugal.

 

5. ¿Qué juzgado es el competente para tramitar el expediente de adopción? 

 

El Juzgado de Primera Instancia correspondiente a la sede de la Entidad Pública que tenga encomendada la protección del adoptando, ostentará la  competencia objetiva y territorial para conocer de los expedientes de adopción. En su defecto conocerá el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del adoptante.

 

6. ¿Cómo se inicia el expediente de adopción?

 

Aunque la adopción se constituirá por resolución judicial, el juez habrá de tener en cuenta siempre el interés del adoptando y la idoneidad del adoptante o adoptantes para el ejercicio de la patria potestad. Por ello, el apartado 2º del Art. 176 CC establece que para iniciar el expediente de adopción, es necesaria la propuesta previa de la entidad pública a favor del adoptante o adoptantes.

En consecuencia a esto, el apartado 1º del Art. 35 LJV dispone: “el expediente comenzará con el escrito de propuesta de adopción formulada por la Entidad Pública”. Dicha entidad será aquella que tenga tribuidas competencias sobre la protección de los menores en las respectivas Comunidades Autónomas.

¿Qué incluye la propuesta de adopción?

En esta propuesta, con carácter especial se expresarán:

a) Las condiciones personales, familiares y sociales y los medios de vida del adoptante o adoptantes asignados y sus
relaciones con el adoptando, con detalle de las razones que justifiquen la elección de aquél o aquéllos.
b) En su caso y cuando hayan de prestar su asentimiento o ser oídos, el último domicilio conocido del cónyuge del
adoptante o de la persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad a la conyugal, o el de los progenitores, tutor, familia acogedora o guardadores del adoptando.
c) Si unos y otros han formulado su asentimiento ante la Entidad Pública.

¿Hay alguna excepción a la necesidad de propuesta de adopción para iniciar el expediente de adopción?

Sí.  La Ley 15/2015 de Jurisdicción voluntaria, establece que no será necesaria en alguna de las circunstancias siguientes: a) ser huérfano y pariente del adoptante en tercer grado por  consanguineidad o afinidad; b)ser hijo del cónyuge o de la persona unida al adoptante por análoga relación de afectividad a la conyugal; c) llevar más de un año en guarda con fines de adopción o haber estado bajo tutela del adoptante por el mismo tiempo; d) ser mayor de edad o menor emancipado.

Además, la ley prevé que cuando concurra alguna de las primeras circunstancias, podrá constituirse la adopción aunque el adoptante hubiere fallecido, si éste  hubiese prestado ya ante el Juez su consentimiento o el mismo hubiera sido otorgado mediante documento público o en testamento.

 

7. ¿Cuáles son las características de la tramitación del expediente de adopción?

 

– La tramitación del expediente de adopción tiene carácter preferente y se practica con intervención del ministerio fiscal (circular 9/2015, sobre la intervención del Ministerio Fiscal en la nueva Ley de la Jurisdicción voluntaria).

– El juez podrá ordenar la práctica de cuantas diligencias estime oportunas para asegurarse que la adopción sea en interés del adoptando. Para ello, las actuaciones han de llevarse a cabo con la conveniente reserva, evitando en particular que la familia de origen tenga conocimiento de cuál será la familia adoptiva. No obstante este Art. 39 LJV se remite a los apartados 2 y 4 del Art. 178 y Art. 180 CC donde se contemplan DOS EXCEPCIONES a esta regla general.

Por excepción subsistirán los vínculos jurídicos con la familia del progenitor que, según el caso, corresponda:

a) Cuando el adoptado sea hijo del cónyuge o de la persona unida al adoptante por análoga relación de afectividad a la conyugal, aunque el consorte o la pareja hubiera fallecido.
b) Cuando sólo uno de los progenitores haya sido legalmente determinado, siempre que tal efecto hubiera sido solicitado por el adoptante, el adoptado mayor de doce años y el progenitor cuyo vínculo haya de persistir.
c) Cuando el interés del menor así lo aconseje, en razón, de su situación familiar, edad o cualquier otra circunstancia significativa valorada por la Entidad Pública, podrá acordarse el mantenimiento de
alguna forma de relación o contacto a través de visitas o comunicaciones entre el menor, los miembros de la familia de origen que se considere y la adoptiva, favoreciéndose especialmente, cuando ello sea posible, la relación entre los hermanos biológicos.

No será necesaria la intervención de abogado ni procurador.

 

8. ¿Qué personas deben ser citadas a la audiencia?

 

Deberán ser citados para prestar su consentimiento o asentimiento:

  •  el adoptante o adoptantes;
  • el adoptando si fuere mayor de doce años;
  • el cónyuge o persona unida al adoptante por análoga relación de afectividad a la conyugal salvo que medie separación o divorcio legal o  ruptura de la pareja que conste fehacientemente,  excepto en los supuestos en los que la adopción se vaya a formalizar de forma conjunta;
  • los progenitores del adoptando que no se hallare emancipado, a menos que estuvieren privados de la patria potestad por sentencia firme o incursos en causa legal de tal privación.

 

El adoptante y el adoptando deberán otorgar su consentimiento, mientras el resto de las personas que son citadas deberán otorgar su asentimiento; en ambos casos de forma libre, legal y por escrito, previa información de sus consecuencias. De no comparecer éstas personas para otorgar sendos asentimientos o consentimientos, el proceso continuará sin más citaciones.

No será citados aquellos que, siendo necesario su asentimiento, lo hubieran prestado con anterioridad a la iniciación del expediente ante la correspondiente Entidad Pública o en documento público, salvo que hubieran trascurrido más de seis meses desde que lo hicieron.

También serán citados para ser oídos (Art. 177.3 CC):

  • Los progenitores que no hayan sido privados de la patria potestad, cuando su asentimiento no fuera necesario para la adopción.
  • El tutor, y en su caso, la familia acogedora, y el guardador o guardadores.
  • El adoptando menor de doce años de acuerdo con su edad y madurez.

 

Los progenitores que pretendan que se reconozca la necesidad de su asentimiento para la adopción, podrán comparecer de acuerdo con el Art. 781 LEC ante el Tribunal que esté conociendo del correspondiente expediente de adopción y manifestarlo así.

 

9. Tramitación  del expediente de jurisdicción voluntaria.

 

– El Letrado de la Administración de Justicia, con suspensión del expediente, otorgará el plazo de quince días para la presentación de la demanda, para cuyo conocimiento será competente el mismo Tribunal.

– Si no se presentara la demanda en el plazo fijado, el Letrado de la Administración de Justicia dictará decreto dando por finalizado el trámite y alzando la suspensión del expediente de adopción, que continuará tramitándose de conformidad con lo establecido en la Ley 15/2015 de 2 de Julio de Jurisdicción voluntaria.

– El decreto será recurrible directamente en revisión ante el Tribunal. Firme dicha resolución, no se admitirá ninguna reclamación posterior de los mismos sujetos sobre la necesidad de asentimiento para la adopción de que se trate.

– Si por el contrario se presenta la demanda dentro del plazo, el Letrado de la Administración de Justicia dictará decreto declarando contencioso el expediente de adopción y acordará la tramitación de la demanda presentada en el mismo procedimiento, como pieza separada.

 

10. ¿Cómo se resuelve el expediente de adopción? 

 

El expediente de adopción será resuelto en forma de auto por el Juez.

Contra el auto cabe recurso de apelación que tendrá carácter preferente, sin que produzca efectos suspensivos. Ejemplo de un recurso de adopción lo encontramos en la Auto CIVIL Nº 95/2017, AP – Lugo, Sec. 1, Rec 322/2017, 16-06-2017. El testimonio de la resolución firme en que se acuerde la adopción se remitirá al Registro Civil correspondiente, para que se practique su inscripción.

 

11. ¿Cuáles son los efectos de la adopción?

 

Respeto del adoptado y su familia natural, según lo dispuesto en el Art. 178.1º CC “la adopción produce la extinción de los vínculos jurídicos entre el adoptado y su familia de origen”, por lo que los padres por naturaleza pierden la patria potestad.

Respeto del adoptado y el adoptante, se establece una relación de filiación a todos los efectos, sin ninguna diferenciación entre éste y los hijos naturales. Se incluyen aquí la patria potestad, el derecho de alimentos, derechos sucesorios, etc.

La adopción es irrevocable con la finalidad de asegurar al adoptado una estabilidad esencial para su desarrollo y formación. De este modo, la adopción se mantiene plena y eficaz aunque se produzca un cambio en la determinación de la filiación.

– Cuestión diferente es la extinción de la adopción, que puede producirse por alguna de las dos siguientes circunstancias:

  • Que concurra alguna de las causas previstas para la privación de la patria potestad que aparecen recogidas en el Art. 170 del Real Decreto de 24 de julio de 1889 por el que se publica el Código Civil. (Sentencia fundada por incumplimiento de los deberes inherentes a la misma, por causa criminal o por causa matrimonial). El
    adoptante quedará excluido de sus funciones tuitivas y de los derechos que por Ley le correspondan respecto del adoptado.
  • Que concurra la petición de cualquiera de los progenitores, en el plazo dentro de los dos años siguientes a la

adopción, que, sin culpa suya, no hubieren intervenido en el expediente de adopción.

– Cuando el adoptado fuere mayor de edad, la extinción requerirá su consentimiento. La extinción no afecta ni a la nacionalidad ni a la vecindad civil adquirida.

 

Si has encontrado de utilidad esta información y  deseas ampliarla puedes acceder a la página web de CEFAMA. Allí encontrarás el curso completo de Experto en Jurisdicción Voluntaria y muchas otros programas de formación en diversas ramas jurídicas.

Y como siempre, nos vemos en el apartado de comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comentarios
  • Avatar
    Irene
    Publicado el 16:36h, 22 abril Responder

    Buenas tardes: gracias por compartir vuestra sabiduría me sirven mucho vuestros artículos. Me queda un duda, ya que tengo un caso ahora mismo, sobre la adopción de los mayores de edad. Cuando el Código Civil dice “Aunque como excepción, podrá adoptarse a un menor emancipado o a un mayor de edad, cuando, inmediatamente antes de la emancipación, hubiere existido una situación de acogimiento con futuros adoptantes o de convivencia estable con ellos de, al menos un año”. ¿Qué significa este precepto exactamente? ¿El adoptado mayor de edad tiene que haber vivido al menos durante un año antes de haber cumplido los 18 años con la persona que le va a adoptar? Gracias de antemano.

    • Esther Pérez
      Esther Pérez
      Publicado el 17:50h, 29 abril Responder

      Efectivamente. Eso es lo que yo entiendo, si la emancipación se produce por la mayoría de edad.
      Un saludo

Publicar un comentario

Empieza a formarte ahora. Accede al training gratuito

EL JUICIO CIVIL PARA ABOGADOS NOVELES


He leído y acepto la Política de privacidad
Responsable del tratamiento de datos: Esther Pérez Vázquez. Finalidad: gestionar el alta en esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y promociones de servicios propios. Legitimación: tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en Mailchimp. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación al tratamiento y portabilidad en contacto@iurementoring.com. Para más información ver la política de privacidad